ESPAÑA DEBE REPLANTEARSE SU MODELO TERRITORIAL

En la Constitución de 1978, nuestra Constitución, se planteó un modelo de País que ha llevado a España a vivir la mejor etapa de su historia en todo, pero sobre todo en lo que se refiere a empleo, sanidad, educación, infraestructuras, y aunque algunos lo nieguen de forma tozuda, únicamente demuestran el desconocimiento que tienen de la historia de nuestro País.

Si bien es cierto que algunas de las propuestas recogidas en la constitución que ya necesitan una actualización, en mi opinión hay otras propuestas como el modelo territorial que necesita más que una actualización, una nueva concepción.

mapamundi.com_.es-mapa-de-españa-político

La Constitución de 1978 ideó una fórmula que buscaba vencer las posibles tensiones, que con el nacimiento de una nueva democracia pudieran volver, usando expresiones como pluralidad ideológica o pluralidad territorial que daban valor político y argumental a formatos de autogobierno elevados, o al menos, los más grandes de la historia de España.

Esta solución para recoger dos términos cuanto menos distintos como “unidad” y “diversidad”, ha llegado a calar en casi la totalidad de la sociedad española, en los que vivimos sentimientos de pertenencia a un único país llamado España, sin pretensión de exclusividad, sino más bien con orgullo de ser una sociedad abierta, plural y tolerante, entendiendo que nuestro país no es homogéneo ni uniforme y eso es lo que nos enriquece, pero hay que reconocer que no todos los Españoles se sienten Españoles.

Escuché este tiempo atrás una frase que aunque pudiera parecer vacía, no lo está y me encantó: Unidad no es uniformidad.  Esta frase venía a explicar en una conversación que en una provincia, en una región o en el conjunto del país, la diversidad tanto cultural como geográfica y esto es lo que le enriquece, y la voluntad de autogobierno de sus territorios en materias amplísimas.

La honestidad con el que los padres de la constitución organizaron el modelo territorial buscando la cercanía de la administración a los vecinos, más sencilla y con una gestión casi a la carta de los vecinos cercanos se ha convertido, en muchos casos, en agujeros donde se dispara el gasto público para hacer pequeños reinos de taifas donde intervienen más los egos y el no abandonar el sillón que la gestión ágil para los ciudadanos, y donde los egos llegan a la cima inventándose pequeños países donde hacer sus propias legislaciones y campar a sus anchas sin control.

bandera-nacional-colon--644x362

Estos debates sobre el modelo territorial donde partidos como Podemos y el PSOE no han querido nunca meterse y pasean cautelosos para no pisar ningún pié equivocado de posibles pactos electorales, debería convertirse en un debate obligado al que no se puede huir, buscando un nuevo terreno de juego con diálogo y respeto a las reglas democráticas con cesiones por todas las posturas anteponiendo el bienestar de los españoles y el progreso de España.

El modelo autonómico actual tiene muchos fallos y disfunciones que deben mejorarse de manera inmediata para acabar con el crecimiento de reinos independentistas y quienes cuestionan este modelo que tiene ya 40 años, deber hacerlo proponiendo una alternativa real que no ponga el riesgo la integridad territorial y la soberanía nacional y que tengan como objetivo final la igualdad entre los españoles.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s